La ignorancia de no valorar el deporte.

deporte universitario

Vivimos en una realidad engañosa pensando que los españoles sabemos mucho sobre deportes por el mero hecho de tener muy buenos deportistas. Vivimos en una profundo desconocimiento sin saber el verdadero significado de deporte o todo lo que puede atribuírsele.

Rafael Nadal, Pau Gasol, Mireia Belmonte, David Cal, o Iker Casillas lideran nuestro país en distintas modalidades deportivas, y nosotros, sacando pecho gritamos al mundo: “yo soy español, ¿a qué quieres que te gane?”

Pues sencillamente en todo lo que se refiere a la concepción de deporte. Porque, ¿qué es el deporte? Una definición muy socorrida es la de calificarla con los distintos enfoques que podemos darle: salud, competición, recreación y socialización. Perdónenme ustedes, pero en España vivimos ignorantes y ajenos al deporte. El deporte es más que cultura.  Tan es así, que es fundamental para la formación y el bienestar personal.

Un voto a favor de la competición.

Basándonos en estos enfoques vemos razón suficiente poder calificarlo de necesario por todo lo que podemos extraer de él: salud, socialización, ilusión, valoración del trabajo realizado, constancia, autonomía, mejora de la autoestima, aceptación y reconocimiento del trabajo de los demás, espíritu de equipo, trabajo cooperativo, sentimiento de pertenencia a un grupo social, continuas metas nuevas, superación personal, saber ganar, y por supuesto, saber perder. Con todo esto podemos considerarla como una fuente inagotable de valores, gracias de una u otra forma, a la competición. Sí, la competición, esa que es tan cuestionada a nivel social por los “efectos negativos” que puede originar… Porque habrá quien la tache de cruel… (silencio).

Para jugar, para hacer tareas en el colegio, para encontrar trabajo y también cuando hemos tenido la suerte de conseguirlo; vivimos en una constante competición diaria, es inevitable. Por eso está en mano de nosotros conducir a los niños (y no tan niños) a seguir el camino que pueda resultar más enriquecedor para todos.

La raíz del problema.

¿Qué podemos esperar los que vivimos del deporte si el gobierno solo se acuerda de nosotros cuando hay vistas de recoger medallas? Si mantenemos al deporte al margen del desarrollo de un país no avanzaremos nunca. Pasan años y décadas y todavía se sigue escuchando la “gimnasia” como asignatura en los centros educativos, y para más inri, dedicándole dos irrisorias ‘horas’ (porque no llegan a los 60 minutos) a la semana.

Seguimos hablando del la “maravillosa” campaña de fomento del deporte en los últimos años… Porque el porcentaje de niños con obesidad sigue aumentando y parece que continuará haciéndolo (ni facilidades, ni amplia oferta, ni formación, ni dedicación en las distintas etapas de educación).

Hablar de la etapa postdeportiva, de recortes y falta de becas (que también son recortes educativos y formativos para nuestros representantes internacionales), de las “salidas” laborales de nuestros deportistas, y de la sana envidia que siento hacia USA o Inglaterra en la conexión deportivo-académica que han alcanzado es otro tema aparte y que veo de vital importancia tratar, pero no ahora.

deporte universitario 3

Aldir Fernández Cañete (@aldirferca)


Os enlazo a un artículo bastante completo que me inspiró para hablar del mío :

Todo el mundo sabe de deporte cuando llegan los juegos olímpicos

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s