Motivos para seguir nadando

phelps2004

Muchas veces me pregunto  cuál es el motivo de que siga nadando y compitiendo a mis veintinueve años. Reconozco que se me haría la vida muy difícil sin la natación. Es más, me cuesta concebir la idea de que tenga que ponerle fin próximamente… pero me resisto. Y eso que nunca he sido un buen nadador.

Desde muy pequeño tuve la suerte de que mis padres me introdujeron en el mundo del deporte, y hasta el día de hoy no he dejado de agradecerles esa actividad que me impusieron casi por obligación (porque los comienzos nunca son buenos, y los niños no son los más indicados para decidir que deben hacer en su día a día).

He tenido la suerte de haber disfrutado de todo lo que puede aportar no solo el deporte, sino también la competición. Mis compañeros me enseñaron a respetar y a convivir, los campeonatos y viajes me hicieron conocer a nuevos amigos, las derrotas me enseñaron a ganar, y las victorías me enseñaron a conocer mis posibilidades.

Este fin de semana, justo después de nadar una prueba en una jornada territorial, estando todavía en el agua, un chico de 16 años de un pueblo de Córdoba, que no conocía de nada inició una charla conmigo. Mientras salíamos del agua me contó, entre otras cosas, que él había comenzado muy tarde a nadar y le impresionaban mis marcas (que no son nada destacables, y más fruto de la edad que de la calidad). La charla en si continuó unos minutos más, pero se dió una situación a la que particularmente yo, y creo que todos, estamos muy poco acostumbrados… Porque la adolescencia es una edad muy complicada, marcada por una acentuación de la independencia, lucha/defensa por sus derechos y personalidad, y alta sensibilidad emocional a la par que en momentos de bajón se muestra la completa dependencia de la familia. Es una edad en la que “se intenta” demostrar cierta fortaleza. Si nos paramos a pensar, ¿cuántas veces se deja a un lado el orgullo mostrando nuestra debilidad o pedimos consejo a alguien? Y si hablamos de adolescentes mejor ya ni hablamos…

Ese momento me sorprendió tanto como me enriqueció, y además me hizo encontrar el motivo de por qué sigo nadando a una edad tan poco común. La ilusión de ese chico por intentar hacerse un hueco y recuperar esos años perdidos en los que vivió sin descubrir la natación me dió la razón: poder ver a los más jóvenes mejorar sus marcas y  mejorar como deportistas, hacerse hueco entre los absolutos, y esos momentos en el que se acercan para pedirte consejo o compartir contigo sus experiencias… esos, son mis verdaderos motivos.

natacion niños

Advertisements

One response to “Motivos para seguir nadando

  1. Enhorabuena Aldir,
    Me alegra encontrar un rincón de reflexión como el tuyo.Este blog seguro que lo llenarás de amor y pasión, como bien haces en todo lo que tocas.
    Gran deportista eres, no por tus marcas ni por tus años, si no por tu tesón y amor por lo que haces. De aquí radica el verdadero deportista. Mejorar y enriquecerse con la experiencia; disfrutar y hacer que los demás se empapen de esa diversión. Enhorabuena.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s