Diversidad: ¿problema o solución?

diversidad1
Aunque pueda llegar a extrañarnos, no debemos obviar la respuesta a esta pregunta, ya que contestar de una forma u otra tan solo dependerá de la persona a la que vaya dirigida y del contexto en el que nos estemos moviendo.

Antes de universalizar la respuesta, permítanme que les sugiera un par de incisos antes de llegar a la resolución de esta cuestión:

  • El primero, es que desde el punto de vista antropológico, la diversidad es una característica natural que siempre ha estado presente en el ser humano: distintos sexos, culturas, razas, habilidades, formas de pensar, etc. Y es algo que hemos asumido desde los inicios (tema aparte es la consideración social que se les ha tenido a estas minorías “diversas”)
  • El segundo, la situación social actualmente. Probablemente nos encontremos en el momento de la historia con el que contamos con una mayor amplitud de pensamiento, coincidente con uno de los momentos más delicados políticamente hablando, no solo a nivel nacional sino también internacional, y que viene originada por una crisis mucho más grave y que ha derivado en otras posteriores; hablamos de una crisis de valores.
Podríamos decir que estas características que nos han diferenciado los unos de los otros a lo largo de la historia han hecho que lleguemos a la Luna, descubramos vacunas contra muchas enfermedades, conozcamos en profundidad el entorno natural que nos rodea, representemos y disfrutemos de obras de arte, nos humanicemos cada vez más, entre otras muchas cosas. Todo esto de la mano de gente tan diversa, y perteneciente a grupos tan minoritarios como Ludwig van Beethoven, Stephen Hawking, Leonardo Da Vinci o Mahatma Gandhi.

Para los padres miedosos ¿Puede la discapacidad suponer un retraso escolar para el avance del resto de los compañeros?
Nunca. Cada docente al elaborar su programación anual tiene en cuenta las características generales y específicas de su clase. Conociéndolas, podrá plantear las adaptaciones curriculares que fueran necesarias para que todos los alumnos alcancen los objetivos y contenidos fijados al principio del curso.

Además, las actividades son una herramienta para trabajar y valorar los conocimientos, y para los distintos niveles que podemos encontrarnos dentro de la clase, haremos uso de los distintos tipos de que existen para seguir una progresión más personalizada. Así, para los alumnos con algún tipo de dificultad nos valdremos de un amplio abanico de actividades de refuerzo que le permitan llegar a las metas fijadas para ellos, y para aquellos que tengan más facilidad de asimilación en el aprendizaje les propondremos actividades de ampliación que les permitan seguir progresando y manteniendo una motivación por la Unidad Didáctica en la que estemos trabajando.

“Enseñando aprendemos”. Esta frase de Luzio Anneo Séneca es la que mejor refleja la metodología a utilizar y los estilos de enseñanza llevados cabo por los alumnos de igual a igual (enseñanza recíproca, grupos reducidos, trabajos cooperativos, etc).

La vivencia de la discapacidad
Una escuela inclusiva es aquella en la que a los alumnos con discapacidad, le son aceptadas éstas como una característica suya propia, y el primer paso debemos darlo nosotros como profesores, ya que el comportamiento de los niños va a estar condicionado por el ambiente en el que están inmersos día a día, tanto dentro como fuera del centro. Nuestra actitud, pensamiento y forma de trabajar con estos niños repercutirá directamente en la forma en la que éstos actuarán frente a la discapacidad, y que no viene a ser otra más que una forma más de diversidad.

Es por esto, por lo que debemos crear un ambiente en el aula y unas dinámicas y actividades en grupo en la que todos puedan sentirse participes en igualdad de condiciones, sacando a la luz las fortalezas de los alumnos con más dificultades e inseguridad. Solo así, y valorando por si mismo sus avances, conseguiremos que el resto de los niños dejen de verlo como un compañero en una situación desfavorecida y pasen asimilarlo como una característica personal más.

El resultado de esta mejora es un beneficio bidireccional entre el alumno con discapacidad y el resto de la clase. Estudios sobre estas experiencias sacan a la luz una serie de mejoras personales de todos aquellos que conviven con la discapacidad, consiguiendo: fortalecimiento personal, cohesión en sus relaciones con otros, sentimientos positivos, valoración de los pequeños progresos, empatía, aceptación personal, de nuestras limitaciones propias y ajenas, etc. Sin duda nos encontramos ante la solución a la crisis mencionada anteriormente.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s